Blogia
RED DE CULTURA DE PAZ

Partió Juan Alberto Badía, Embajador de Paz

Partió Juan Alberto Badía,    Embajador de Paz

29.06.2012 

A los 64 años, Juan Alberto Badía, el querido conductor radial y televisivo, falleció anoche por una complicación de salud que días antes lo obligó a internarse de urgencia en el Hospital Austral. Durante 2011, el conductor había sido operado con éxito de un cáncer de mediastino por el que enfrentó un largo tratamiento gracias al cual, según había asegurado en una entrevista, había vencido a la enfermedad. En los últimos días, una neumonía empezó a molestarlo y concurrió el lunes al hospital Austral. Allí estuvo internado, acompañado por su familia, que no se separó de él en ningún momento

Juan Alberto Badía fue distinguido Embajador de Paz el 9 de noviembre del 2011 en el acto “ENLACES ESENCIALES” realizado por Mil Milenios de Paz en el Salón Francia del Colegio Carmen Arriola de Marín, Av. del Libertador Nº 17115, Beccar, Partido de San Isidro, Buenos Aires. En ese acto, Juan Alberto Badía, a solicitud del público, dijo unas palabras:

"hace tiempo atrás me dí cuenta, en el transcurrir de la vida, que la palabra Paz suena linda, pero hay que hacer algo para que haya paz y comprendí que el trabajo de la paz comienza por uno, en ser pacífico; paz desde uno, en la casa y así continuar con todo. Yo me uno a Uds. para trabajar por la paz en serio como lo hacen acá. La paz comienza por los pequeños actos de la vida y se expande al entorno y desde ahí llegará a todos.  Así llegará el día en que todos sepan que cada día somosmás los que queremos vivir en paz y con el tiempo seremos nosotros la mayoría pacífica".          
            Juan Alberto Badía, 9 de noviembre 2011


Juan Alberto Badía, fue  destacado recientemente Personalidad Iustre de la Cultura y premio Martín Fierro a la Trayectoria.

Desde Red de Cultura de Paz, le agradecemos Su presencia en nuestra vida cotidiana desde la radio (JAB Radio) y su trabajo periodístico para alegrarnos cada día con sus reflexiones valiosas y su música.
Lo recordamos por ser un comunicador enérgico, alegre y ejemplar; por su inteligencia y talento en su quehacer diario, por sembrar valores con su testimonio de vida: no competitividad, respeto, amor al prójimo, calidez, por establecer conexiones empáticas con los demás, por su integridad, buen humor, esperanza, optimismo, entereza en la enfermedad y la Humildad de los grandes!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres